Sigue mis aventuras!/Follow my adventures!

domingo, 6 de julio de 2014

El día en que me perdí


Hey aventureros! ¿Qué cuentan, qué tal su verano?

¿Alguna vez se han perdido? Y no hablo de perder la dirección, sino de estar incomunicado. No recuerdo desde cuándo yo no lo hacía, pero lo hice este fin de semana largo. Resulta que me fui con la tropa y otra familia al campo, en el medio de la nada, y lo pasamos increíble. Corrimos “four track”, nos metimos al río, caminamos un montón, y mucho más.

Tomé muchas fotos lindas, pero las mejores fueron las que tomé con mis ojos. Mi momento favorito fue cuando me metí debajo de una cascadita. Mi pollo mayor había ido, y me la enseñó y me retó a meterme. ¡Y que a Jac! ¡Reto aceptado!

El momento en que hice una pausa y el que inspiró esta entrada fue uno cuando iba en el “four track”, en medio del camino, y me sentí tan contenta que no puedo describirlo. Ahí fue que entendí que, como yo digo, son estos momentos los que cuentan. A veces uno se envuelve en la rutina y el ajoro, y se olvida de lo que importa. Esto me sirvió como un recordatorio, y renovó mis fuerzas para seguir adelante.

Esta experiencia inspiró este poema, que comparto.

A veces

A veces
Uno se desenfoca,
Y se pierde
La historia.

Por concentrarse
En lo que no hay que fijarse.

Que si los problemas,
Que si la rutina,
Que si la prisa,
Y que no hay monedas.

Hasta
Que haces una pausa,
Y te das cuenta
De lo que vale la pena.

Lo que dejas pasar
Por tratar de buscar
Lo que no se te ha perdido.
Dejas de disfrutar
Esos pequeños
Momentos,
Y no sabes apreciar.

Cada detalle,
Cada contraste
Que forma parte.

De la vida,
Que es el mejor presente,
Y de la tierra que habitas,
Que no se detiene.

Todo cambia,
Todo pasa;
La diferencia tú la pautas.

A veces
Hay que aterrizar
O despertar
Hasta que duele.

Para
Que abras
Los ojos,
Y veas todo lo hermoso.

Y agradezcas
Por lo que tienes
Y por lo que no;
Apuestas,
Y crees que pierdes
Por no llevarte el premio mayor.

Pero, Hello!
Si ya lo
Tienes;
Es tuyo si lo quieres.

Lo que por dentro llevas,
Lo que te hace ser tú mismo
Y distinto
Es lo que cuenta.

 A veces
Hay que caer
Para aprender.

No
Sales ileso,
Pero
Todo tiene su razón.

A veces
Hay que detenerse,
Y perderse.

Para encontrarse,
Para conocerse,
Para aceptarse,
Para quererse.

A veces.
--o--
Jacqueline Sánchez Ruiz
© Derechos Reservados 2014

La tecnología es importante, pero vivir lo es aún más. Estos días sin redes sociales los disfruté tanto, que apenas extrañé todo eso. Unas vacaciones de todo caen bien de vez en cuando. No puedo esperar a perderme otra vez.

Comparto un video que tomé de uno de esos momentos.

Gracias por escuchar. Un abrazo con fango.


No hay comentarios:

Publicar un comentario