Sigue mis aventuras!/Follow my adventures!

jueves, 16 de agosto de 2012

Cumpleaños


¿Qué tal, aventureros? Espero que estén bien. Hoy vuelvo, después de las vacaciones, de aprovechar el verano con los pollos, y de celebrar dos cumpleaños.

¿Dos cumpleaños? Sí, uno es el mío, que fue el martes 14 de agosto. Gracias a todos los que tomaron un momento para felicitarme; de verdad que aprecio ese detalle.

El otro es el de este foro, que precisamente hoy cumple 2 años. Wow! Dos años ya desde que empecé a compartir con ustedes mi punto de vista, mis alegrías y tristezas, algunos poemas; esto que llevo dentro, que expreso a través de estas líneas. Gracias por escucharme y por sus comentarios. Este es mi granito de arena para el mundo.

Otro año más de vida, y me quedo pensando...Para los niños, su cumpleaños es muy importante; para mí, lo sigue siendo. Siempre trato de celebrarlo y regalarme algo, y este año no es diferente.

Pero, también al cumplir nuevamente, uno reflexiona (como en despedida de año) sobre los logros y metas. Ahora que soy madre, siento que vuelvo a descubrir el mundo con mis pollos. Me maravilla y me sorprende su inocencia e imaginación; es algo que quisiera que durara para siempre. Si no fuera tanto pedir, a veces desearía volver a ser una niña.

Pensando en todo esto, recordé una canción de mi grupo favorito, El Canto del Loco; esta se llama “Qué caro es el tiempo”, y habla sobre el deseo de volver en el tiempo, de seguir siendo un niño que confía. Todos vamos aprendiendo de las experiencias, y desearíamos poder volver a algún momento con esa sabiduría que hemos adquirido.

Lo bueno es que con el tiempo vamos relajándonos y aceptándonos. Siempre les digo a mis amigos menores que esto se va poniendo mejor, que la vida no termina cuando llegas a cierta edad, sino que apenas comienza. Uno se va conociendo, y descubriendo lo que quiere y cómo conseguirlo. Uno va perdonando y aceptando lo que no puede cambiar. Yo le doy gracias a Dios por lo que tengo y por lo que no, pues El mejor que nadie sabe qué me conviene y cuándo.

Comparto el video de la canción, con esa buena vibra y energía que tiene este grupo en un concierto.

Cuéntame tu experiencia. ¿Tienes algún deseo de cumpleaños? ¿Cambiarías algo en tu vida?

Un abrazo. Hasta luego.

miércoles, 20 de junio de 2012

El ruido


¿Cómo están, aventureros? Vamos a hablar del ruido.

El ruido...a veces nos molesta; otras, nos hace falta. Pero, ¿cómo sería nuestra vida sin él?

Hay personas que dicen que no pueden concentrarse, ni mucho menos estudiar, si no están en silencio absoluto. Otras, necesitan el ruido de un radio, una televisión o un abanico hasta para dormir. Nos guste o no, el ruido es parte de nuestra vida, y se puede hasta meditar aunque él esté. Yo tampoco creía que esto fuera posible, hasta que fui a una clase de yoga en el parque, y el maestro nos enseñó a hacerlo. ¿Cómo? Escuchando cada sonido a nuestro alrededor primero, y luego buscando un hueco dentro del ruido. Para lograrlo, tienes que enfocarte en lo que estás haciendo, y dejar de fondo lo demás. Yo pude hacerlo, y es algo maravilloso.

            Existen ruidos que son parte de nuestras vidas, desde la alarma para levantarnos hasta el sonido de nuestro celular. Hay uno que es muy especial para los que somos padres, y es el de nuestros hijos. ¿Qué sería de nosotros sin su risa y su voz? Nada sería igual, ¿verdad? Cuando ellos no están, y llegas a tu casa, la casa se siente vacía, sin vida ni color. Esto es porque ellos le dan esa chispa, con sus travesuras y juegos. Todos los que tenemos niños pequeños sabemos que, si están en otra parte de la casa y no los escuchamos, o están concentrados en lo que están haciendo, o pasó algo; por eso hay que estar pendiente. Una mujer, desde que se convierte en madre, puede desarrollar el sentido del oído, y escuchar hasta los suspiros de su bebé.

            El ruido es necesario en nuestras vidas, desde la música hasta nuestras voces. ¿Imaginas una película sin “soundtrack” (banda sonora)? La música es lo que te va expresando cada emoción, desde alegría hasta suspenso.

Comparto el video de la canción por la que nació esta entrada, “El ruido”, de David Bisbal. Hay varios videos de él llorando cuando la canta, pues es como si hablara de la ausencia de su hija, tras la separación de su madre.

            No digo que el silencio no sea agradable de vez en cuando, pero si me dieran a escoger, preferiría el ruido. Mi sonido favorito es la risa de mis pollos. ¿Cuál es el tuyo?


miércoles, 13 de junio de 2012

Por tantas cosas



¿Qué tal, aventureros?

Hace un tiempo, una señora que me atendió en un negocio me contó que su hija tenía que conseguir a alguien que le cuidara a su nene mientras ella trabajaba de noche. Luego, comentó que ella no debía contar con su esposo, pues “los hombres no cuidan tan bien a los nenes”, dijo. Esto me molestó, aunque preferí no decirle nada. No estoy de acuerdo, porque es un comentario feminista, y porque es una mentira. Cualquier hombre puede cuidar a un niño tan bien como una mujer; quien piensa lo contrario es porque no ha tenido una buena experiencia. Puede que su estilo sea diferente, pero no quiere decir que no sirva. Cuando nació el pollo mayor, ni mi esposo ni yo habíamos cuidado a un bebé, y él aprendió más rápido. Yo también tuve que trabajar de noche por un tiempo, y no hubiera podido imaginar a alguien mejor que mi esposo para cuidar a los pollos.

Como en todo, hay padres buenos y otros no tanto; hoy hablaremos de los buenos. Ellos son los que están ahí 24/7, que van a las citas del embarazo y están presentes en el parto, que llevan a los nenes al pediatra y que no se pierden sus actividades; que dan todo por ellos. Siempre se habla sobre las súper mamás, pero también hay súper papás.

Gracias a Dios, tuve la bendición de tener un padre que (al igual que mi madre) siempre estuvo ahí y luchó por mí, para que yo pudiera alcanzar mis metas; por eso le estaré agradecida eternamente. Aunque él ya no está aquí, siempre vive en mí.

Dios me hizo otro regalo, y fue escoger un padre excelente para mis pollos, que cada día me sorprende más. Dicen que los nenes son de Mami, pero los míos son de Papi. Y es que con Papi juegan más, y se identifican más por ser varones. Esto no me causa celos ni representa una competencia; al contrario, me alegra mucho.

Los padres son mucho más importantes de lo que creen en la vida de un niño. Ellos son uno de dos pilares.

Comparto con ustedes los cortos de la película “Frequency”, que aunque es viejita, es buenísima. Se trata sobre la conexión de un padre e hijo, que ni la muerte puede romper.

También comparto un video de la canción que da título a esta entrada, “Por tantas cosas” de Alex Ubago. En esta, Alex le agradece a sus padres lo que han hecho por él.

Esta entrada es dedicada a todos los padres en su día. Ustedes son nuestros héroes. Gracias por existir.



miércoles, 6 de junio de 2012

Diciembre


Buenas noches, aventureros.

Hoy vuelvo a utilizar una canción de Taylor Swift como punto de partida; anteriormente fue “Mine” en la entrada “Mío” http://aventurasdejac.blogspot.com/2010/10/mio.html y esta vez es “Back to December”. 

Dice un refrán que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Siempre he pensado que uno no debe esperar a perder a alguien para valorarlo.

En una relación, al principio todo es perfecto, o así lo vemos, con gafas color rosa. Cuando pasa la euforia, viene la confianza, y la costumbre; es ahí que el amor se prueba. Luego de que hayamos conquistado a nuestra pareja, no debemos echarnos para atrás y no hacer nada más. Las relaciones no son complicadas; nosotros mismos las complicamos. Pero, sí conllevan esfuerzo y empeño; esto no es algo automático, sino que toma tiempo. Si no cuidas la planta, se muere, o aparece alguien que la cuide.

El amor se alimenta con detalles, que no tienen que ser regalos caros; es más, ni tan siquiera tiene que ser algo material. Puede ser desde una notita que le dejes en algún lugar como sorpresa o decirle lo linda (o guapo) que se ve, hasta lavarle el carro o hacerle el desayuno. ¡Qué rico! Esos pequeños detalles hacen la diferencia, le hacen el día a uno y le afirman que esa persona te ama, aunque pase el tiempo.

Si tenemos la suerte de encontrar una persona buena, que nos ame de verdad, debemos valorarla y cuidar ese amor. Si no ponemos de nuestra parte, no podemos pretender que la relación funcione. Si prevenimos, no tendremos que lamentar, pues luego podría ser muy tarde.

¿Has pasado por esto? ¿Pudiste recuperar a esa persona, o la perdiste para siempre? ¿Si fue viceversa, diste una oportunidad, o lo dejaste ahí? Cuéntame tu experiencia.

Nuevamente aclaro que no soy una experta; para eso están los profesionales.

Comparto con ustedes el video de la canción. Gracias por escucharme. Hasta la próxima.


miércoles, 30 de mayo de 2012

Llegué tarde


            
            ¡Hola, aventureros! ¿Quieren saber qué pasó cuando llegué tarde?

            Les cuento que hace un par de semanas me cogió el día, e iba tarde para el trabajo. Tenía que llevar al pollo mayor a la escuela, y lógicamente tenía prisa.

            Al llegar a la escuela, no encontré estacionamiento donde siempre, así que tuve que buscar otra opción, que fue hasta mejor. Cuando caminaba con el pollo hasta la entrada, bajó mi estrés, y ya no pensé en otra cosa que no fuera en abrazarlo. Así que le dí su beso y un abrazo de oso. Ya no había prisa ni ansiedad de camino al trabajo; me sentía aliviada.

            Me quedé pensando sobre esto, y así surgió esta entrada. Recordé la canción de Juanes, “Un día normal”, que siempre me ha encantado desde que la escuché, porque dice una gran verdad. Esta habla sobre apreciar las cosas y las personas, pues nunca lo hacemos hasta que las perdemos.

            Es necesario que saquemos un ratito cada día para agradecer lo que tenemos, y para compartir con nuestra familia, porque tanto ellos como nosotros podemos dejar de existir en cualquier momento.

            Los niños no sólo necesitan que les suplamos sus necesidades básicas y tener cosas materiales; lo que más necesitan es tiempo y amor. No importa lo que estemos haciendo, y sé que casi siempre nos buscan cuando estamos más ocupados, tenemos que atenderlos. Lo que para nosotros puede ser una tontería, para ellos es el mundo.

            Hay que hacer pausas en nuestra vida, para poder seguir adelante. Como dice un refrán: “hay que detenerse y oler las rosas.” Tenemos que obligarnos a salir de la rutina y el ajoro, pues vivimos en piloto automático.

            Ese día llegué tarde, pero llegué contenta. Como alguien me ha dicho: “aunque llegues tarde, lo importante es que llegues.”

            Comparto con ustedes un video de la canción. Espero que les guste, y me cuenten sus anécdotas de tardanzas y pausas.

            Hasta la vista, baby!


miércoles, 9 de mayo de 2012

Pedacitos de ti



            Buenas noches, aventureros. ¿Qué cuentan?

            Pedacitos de ti...¿a qué me refiero? A la canción “Estoy hecho de pedacitos de ti”, que es de otro cantautor español que me encanta, Antonio Orozco. Esta puede ser interpretada como una de amor de pareja, pero también podría hablar sobre el amor de un hijo hacia su madre.

            Dicen que la madre es lo más grande. ¡Definitivamente! Nada puede igualar ese amor incondicional, ese sacrificio, esa entrega, ese ¡todo! Quizás no lo entendemos hasta que nos convertimos en padres. Podemos diferir de las opiniones de nuestras madres, y hasta porfiarlas, pero luego nos damos cuenta y tenemos que aceptar que ellas tienen la razón. Si nuestras madres dicen algo o nos dan un consejo, es por algo; su sabiduría es grande, y lo que han vivido no ha sido en balde.

            Les cuento mi experiencia.  Mi madre, al igual que mi padre, es uno de los pilares de mi vida. Ella me ha enseñado tanto; quizás hasta más de lo que puedo entender. Siempre fui muy apegada a ella. No entiendo cómo algunas personas pueden mantenerse incomunicadas con sus madres, porque yo tengo que hablar con la mía todos los días.

            Mi madre es fuerte; más fuerte de lo que yo creo ser capaz. Ella quedó viuda con dos niños cuando era muy joven, y salió adelante. Quisiera ser tan buena madre como ella. Ella siempre, al igual que mi padre, me alentó a alcanzar mis metas.

            Ahora que soy madre, he entendido que no somos perfectas, pero damos todo por nuestros hijos. No juzgues a tus padres, pues ellos también se equivocan. Ningún hijo viene con un manual de instrucciones, pero somos su creación y su taller.

            Acepta y valora a tu madre si la tienes, y respeta su opinión, aunque no estés de acuerdo con ella. Toda madre lo que quiere es lo mejor para sus hijos, aunque a veces su perspectiva es muy diferente a la de ellos. Si tienes alguna diferencia con ella, llámala y/o visítala hoy y resuélvela, pues la vida es muy corta como para perder el tiempo y lamentarse después. No lo dejes para orita; el momento es ahora.

            Comparto el video de la canción que le da título a esta entrada. Una fan le preguntó en un chat a Antonio qué lo inspiró a escribirla, y este le contestó: “Mírate al espejo, hazlo fijamente y busca los pedacitos de todos aquellos que pasaron por tu vida, tu madre, tu novio, tus amigos; en fin, somos parte de todos aquellos que queremos.”

Dios me bendijo con dos grandes regalos, mis padres, y por eso le agradezco infinitamente. Soy todo lo que soy por ellos.

Esta entrada es dedicada a todas las madres en su día; en especial a la mía, a la que le debo todo lo que soy. Mami, gracias por todo; estoy hecha de pedacitos de ti.

miércoles, 18 de abril de 2012

La espera


¡Saludos, aventureros! Hoy vamos a hablar de la espera...

¿La espera de qué? La espera de una oportunidad que nunca llega porque tú mismo te la niegas por la timidez. ¿Crees que eres el único tímido en este mundo? Te equivocas; existen muchos como tú. De hecho, todos nos detenemos al momento de hacer algo que nos importa mucho; hasta los cantantes que llevan mucho tiempo haciendo conciertos, confiesan que sienten miedo escénico.

¿Qué es la timidez? Es eso que te frena de no hacer algo que quieres, desde conocer a alguien hasta estudiar algo o cambiar de trabajo. Esta puede afectar tu vida si no sabes manejarla.

La timidez usualmente surge de la baja autoestima, del miedo al rechazo. Cuando esto pasa, nos paralizamos, miramos hacia el piso, etc. No debemos permitir que ella nos domine, pues no seremos capaces de lograr nuestras metas.

Les cuento que yo también tuve mi experiencia con la timidez. Aunque no lo crean, yo fui tímida desde niña hasta adolescente. Cuando me convertí en adulta, eso quedó atrás. Soy una persona muy extrovertida, y no tengo espacio para la timidez.

Si hubiera permitido que la timidez me dominara, no hubiera podido ser Reportera ni Voluntaria, entre otras cosas. Mi labor social no sería posible si dejo que la timidez gane, pues no podría ayudar a los demás.

Hay muchas cosas que te pueden ayudar a vencer la timidez, desde practicar deportes, hasta aprovechar un talento que tengas y destacarte en eso. También existen libros, psicólogos y otros recursos que puedes aprovechar. Pero, lo más importante es que creas en ti mismo, y no le des tanta importancia a lo que otros piensan de ti. Tú puedes ser tu mejor amigo o tu peor enemigo. Empieza por aceptarte; no eres perfecto, pero siempre puedes mejorar.

Les cuento que el título de esta entrada surge por mi canción favorita de Cultura Profética, que lleva ese mismo nombre. Esta habla de un muchacho que todos los días ve a una muchacha que le gusta, pero no se atreve a hablarle. Antes de haber escuchado esta canción, sin saberlo, yo había escrito lo que podría ser la respuesta de la muchacha; sólo le añadí el final. Comparto con ustedes el video de la canción y mi poema; espero que les gusten.



Miras

Tú me miras,
y aunque nada digas,
yo sé que suspiras.

Que me
observas
cuando crees
que no me doy cuenta.

Pero, no te acercas.
Tú tiemblas
si me tienes cerca.

Te das puesto,
pretendiendo
que no te afecto.

Mientras
se va tejiendo
un sentimiento
que te deja
sin fuerza.

Ya ocupo
tu cabeza,
aunque estés mudo
y vayas a tientas.

No creo que te atrevas
a dar un paso.
Me sigues mirando,
y pretendes que bostezas.

Porque algo te frena,
y no llegas
a un destino
conmigo.

¿Acaso no sabes,
o te haces?
Ya yo tengo un sitio
entre tus ojitos.

Dime par de cosas,
que para mí no son bobas.
Dame conversación,
que yo
no te diré que no.

No creas
que soy inaccesible.
Soy humilde;
más de lo que piensas.

No confundas mi confianza
con arrogancia.
Tú me llamas por mi nombre,
y no creo que te ignore.

Tú me miras,
y aunque
cambies
la vista.

Yo sé
que me estás mirando,
y te estás preguntando
si alguna vez.

Tendrás el valor
de acercarte,
si te da calor
sólo con pensarme.

Tú contemplas
ese paisaje
que te interesa
y te distrae.

Miras cada detalle,
cada contraste,
y piensas que el sol sale.

Por ese horizonte
que lleva mi nombre.
Tú ya tienes una ilusión
en tu corazón.

Aunque lo niegues
y no lo aceptes.
No vienes
porque no te atreves.

Pero, ya hasta
la gente
te ve diferente,
y sabe que algo pasa.

Porque no puedes
disimular
que todo lo que a mí concierne
te está.

Interesando,
gustando,
motivando,
entusiasmando.

Aunque quieras ignorarlo,
taparlo,
obviarlo.

Tú le has cogido
el gustito
a la espera,
y por eso no te acercas.

No creo que te muerda
si conmigo conversas.
Date
un chance.

De conocerme,
pues nada pierdes,
y quizás
ganas mucho más.

Te preguntarás por qué te digo todo esto,
cómo es que sé tanto...
...porque lo mismo siento,
porque lo mismo me está pasando.
---o---
Jacqueline Sánchez Ruiz
©® Derechos Reservados 2012

Anda, atrévete, y cuéntame tu experiencia con la timidez; puedes hacerlo de manera anónima.

Gracias por el apoyo. Este es mi granito de arena para el mundo.

Hasta luego.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Bella




¿Cómo están, aventureros? Esta vez el tema es uno sencillo y complejo a la misma vez: la autoestima de la mujer.

Como pueden recordar, ya había hablado sobre la autoestima del hombre en la entrada “La Guiñá’”; el enlace es http://aventurasdejac.blogspot.com/2010/10/la-guina.html Aunque ellos no tienen tanta presión de la sociedad como nosotras, sí tienen sus complejos e inseguridades.

Lamentablemente, las mujeres tenemos una presión enorme para lucir bellas. A nosotras se nos considera por nuestro físico para todo, desde empleos hasta cuán populares podemos ser. Constantemente, los medios nos bombardean con esta imagen de la mujer supuestamente ideal: bonita, sexy, elegante, etc. Pero, no todos vemos las cosas de la misma manera, así que no todas podemos encajar en el mismo molde. Lo que para un hombre es atractivo, para otro puede ser hasta repulsivo. No se puede agradar a todo el mundo.

Actualmente, la publicidad es mayormente sobre sexo; dicen que esto es lo que vende. En todos lados, vemos fotos sugestivas de mujeres, que enseñan sus cuerpos "perfectos". En realidad, muchas veces estas fotos son retocadas. Deseamos ser como x modelo o artista, sin detenernos a pensar que cada una de nosotras tiene lo suyo, sus virtudes y defectos.

En esta interminable búsqueda de la belleza, las mujeres se someten a programas de ejercicios, tratamientos estéticos, y hasta quirúrgicos. El peligro es cuando esto se convierte en una obsesión, a tal grado que nunca están conformes consigo mismas. Aunque no las juzgo, no puedo entender esto, pues considero que no vale la pena invertir tanto dinero y tiempo en algo pasajero. Sí estoy de acuerdo en que hay que cuidarse y tratar de verse lo mejor posible, pero tampoco de tal manera que eso ocupe la mayor parte de tu tiempo; la prioridad debe ser la salud, y no la apariencia. Los estadounidenses gastaron $33,300 millones en cosméticos y otros productos de belleza en 2010. ¿Pueden creerlo?

También en esta obsesión pueden entrar los desórdenes alimenticios, como la anorexia y la bulimia, que pueden causar diferentes condiciones y hasta la muerte.

Otra situación que puede surgir es cuando las mujeres son tan inseguras, que no pueden ser ellas mismas. Es entonces que cometen el error de acomodar su estilo a la (s) persona (s) con las que comparten, ya sea su pareja y/o amigos. Lo triste es que sólo se engañan a sí mismas, y hasta olvidan quiénes son de verdad.

Una de mis escenas favoritas de la película “Eat, Pray, Love” con Julia Roberts es cuando ella le dice a su amiga en Italia, que está insegura de si le va a gustar a su novio, pues ha engordado: “Piensa y contesta: de los hombres con los que te has acostado, ¿alguno se ha levantado y se ha ido cuando te desnudaste; verdad que no? Todo hombre, cuando tiene una mujer desnuda de frente, piensa que se ganó la lotería; no está viendo si tiene defectos”. Esto es algo con lo que hay que tener cuidado, pues tener una mala imagen de nuestros cuerpos puede afectar nuestra vida sexual.

Una de las cosas que más me irritan es escuchar hablar a estas mujeres bellas, que son tan inseguras, que ni pueden aceptar un cumplido (piropo) y siempre piensan que se ven feas, gordas, etc. ¡Por favor! Mientras, hay mujeres que no son espectaculares, pero son seguras de sí, y su actitud es la que les permite hasta tener más éxito con el sexo opuesto.

Comparto con uds. el video de “Born this way”, la canción de Lady Gaga que habla sobre la autoestima. Esta cantante no les gusta a algunas personas porque es excéntrica, pero no se puede negar que es talentosa y que es sólo un personaje. Ella creó con su madre la “Born this way Foundation”, para ayudar a la gente joven a tener confianza en sí misma. El enlace de la fundación es http://bornthiswayfoundation.org/

Mujeres, acéptense y valórense. A las personas que las aman no les importa cómo se ven, sino cómo son en su interior; eso es lo que debemos mejorar y conservar. Empiecen a quererse a sí mismas hoy.

Hasta pronto.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Una promesa



¡Saludos, aventureros!

Hoy le toca visitar al blog a Sie7e; su canción “Te regalo una promesa” es la fuente de inspiración para esta entrada. Para los que no conocen la historia de la misma, el mismo Sie7e explicó en una entrevista que:

Respecto a la canción Te regalo una promesa, que forma parte de su disco Mucha cosa buena, Sie7e contó que es un tema que escribió para su esposa, Jéssica Rodríguez.

“Cuando vivimos los momentos más duros, esos momentos donde casi ni teníamos para comer, ella se me está desmoronando, se iba a una esquina a llorar y yo le prometí que íbamos a salir hacia adelante, ésa fue mi promesa a ella. Y lo logramos”, compartió con los ojos humedecidos.

http://www.primerahora.com/sie7ehaceunapromesa-572242.html

Desde que escuché esta canción, me identifiqué, por los problemas económicos que hemos pasado todos por la recesión, que algunos economistas dicen que ya es una depresión, por el tiempo que ha durado. La situación no es nada fácil, y esto puede afectar hasta las relaciones de pareja, pues es algo muy estresante.

En la vida hay momentos difíciles. Hay temporadas en las que llegas a pensar que no vas a salir adelante, pues te llueve sobre mojado (tienes varios problemas a la vez). Un ejemplo puede ser cuando tienes problemas económicos, y te surge otro gasto imprevisto. Muchas parejas discuten por dinero, y esto puede hacerlos llegar hasta el divorcio. Puede haber muchas situaciones, pero es entonces cuando deben unirse y ser un verdadero equipo. Dijo Antoine de Saint-Exupéry (el autor de mi libro favorito, “El Principito”) que “amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección”. Hay que ceder y tratar de entender cuando uno o ambos están pasando por una situación; hay que ayudarse mutuamente. Si cada uno hala para su lado, todo termina, y hasta de mala manera, pues vienen los reproches y las culpas.

Amor no es el enchule de los primeros días. No son las salidas y los regalos; es mucho más que eso. Es estar en las buenas y en las malas, ver un hijo nacer, pasar juntos una enfermedad; el diario vivir. Hasta la rutina es parte de eso, aunque no debemos permitir que haya una rutina en la pareja también. Hay que seguir alimentando el amor. Si esa persona vale la pena, no la pierdas.

Nadie ha dicho que la vida es fácil, pero hay que seguir adelante siempre. Hay muchas herramientas que nos pueden ayudar a sobrellevar el estrés, desde pasatiempos, libros y profesionales, hasta cosas tan sencillas como el contacto con la naturaleza, los niños y los animales. Busca la fórmula que te funcione, y aplícala. Si tienes que hacer cambios, hazlos, pero no te rindas.

Comparto con ustedes una de mis citas favoritas (de la película “Hannah Montana”), que va de acuerdo a esta ocasión: "La vida es cuesta arriba, pero la vista es genial."

También comparto el video de la canción por la que nació esta entrada. Gracias, Sie7e, por compartir con nosotros tu talento, que es sencillo, pero espectacular. Dios te bendiga siempre, y te permita seguir tocando con tu hermosa música a cada persona que lo necesita. Como boricua, estoy muy orgullosa de tus logros, y sé que para ti este es sólo el comienzo.

Dedico esta entrada a las parejas que están pasando por una situación difícil. Ustedes no están solos, y todo tiene solución en esta vida; búsquenla, y sigan caminando juntos.

Siempre aclaro que no soy una profesional ni pretendo serlo. Este blog es mi granito de arena para hacer un mundo mejor; espero lograrlo con su ayuda.

Cuenta tu experiencia; tranquilo(a), que te mantendré en el anonimato. Gracias por acompañarme en esta aventura.

Hasta luego.

miércoles, 7 de marzo de 2012

La rosa mutilada



Buenas noches, aventureros.

Esta vez me inspiré con una película de Tyler Perry, ese genio de las obras y las películas, que escribe y compone, actúa, produce y dirige. Esta es una de las más recientes, y se llama “For colored girls”. Se trata sobre la historia de varias mujeres, y es una adaptación que el Sr. Perry hizo de una obra. Se las recomiendo, pero les advierto que no es un “chick flick” (película “fresita”); es fuerte, motivadora y extraordinaria, como todo lo que hace el Sr. Perry.

Voy a concentrarme en hablar sobre una de las historias que se cuenta en la película. Esta es de una muchacha que conoce a este muchacho, y por darse una oportunidad en el amor, le permite entrar a su vida, sin sospechar la terrible consecuencia. Mi esposo me comentó desde que presentaron al personaje del muchacho que le parecía raro, pues era muy insistente, y que ella debía tener cuidado. Yo, aunque llegué a dudar, le dije que no creía que pasara nada; luego, me dí cuenta que estaba muy equivocada. Hay pequeños, pero grandes detalles que pudieron notarse antes: él la conoció en el tren, y rápido se ofreció a acompañarla caminando hasta su trabajo, insistiéndole en que salieran. Luego, cuando fueron a cenar a un restaurante y él la acompañó a su apartamento, rápido le preguntó si podía subir. Hmm… Cuando ella no aceptó, él le propuso que la próxima cita fuera ahí en su casa, para que ella le cocinara. ¿Por qué la insistencia? Entonces, ella fue tan ingenua, que aceptó invitar a un completo desconocido a su casa para cocinarle. ¿Qué? Ni se imaginó que el tipo tenía otras intenciones, hasta que se vio sola e indefensa, y él la violó en su propia casa. No puedo ni quiero imaginar el dolor, humillación, asco e impotencia que sintió ella.

Mujeres, por favor, ¡cuídense! No las juzgo, pero deben saber que al irse con cualquier hombre se arriesgan a cualquier cosa. Es mejor esperar a tener a alguien que valga la pena. Un violador o abusador no necesariamente tiene que ser un extraño que te encuentras en un callejón; puede ser ese muchacho que acabas de conocer, al que no te tomas el tiempo de conocer realmente. Ten malicia, y toma precauciones; no te expongas a tener una experiencia que puede cambiar o hasta terminar tu vida. Con esto, no pretendo insinuar que las mujeres se buscan que esto les pase, como algunos son capaces de decir.

Por más sexy que se vista una mujer, eso no quiere decir que cualquiera puede venir a tocarla. No somos un canto de carne ni sólo sexo; somos mucho más que eso. Pero, nosotras mismas tenemos que darnos a respetar. Sabemos que está bien y mal, y debemos tomar buenas decisiones, pensando en las consecuencias. Tenemos derecho a amar y a ser amadas, valoradas y cuidadas como flores.

Comparto un verso que escribí para esta ocasión:

Ninguna mujer desea
ser maltratada;
ninguna rosa sueña
con ser mutilada.
---o---
Jacqueline Sánchez Ruiz
©® Derechos Reservados 2011

Esta entrada es dedicada a las víctimas de este crimen. No están solas; busquen ayuda, y sigan adelante.

Aquí comparto unos enlaces, para más información, y para que rieguen la voz:

Centro Ayuda a Víctimas de Violación del Departamento de Salud

http://www.salud.gov.pr/Programas/VictimasDeViolacionCAVV/Pages/default.aspx

Portal Víctimas de Maltrato Abuso y Hostigamiento Sexual

http://victimasportal.org/Paises/PuertoRico.html

Cuídense. Hasta pronto.

miércoles, 29 de febrero de 2012

Aventura compartida



¿Qué hay de nuevo, aventureros? Ya estoy de vuelta, con muchas cosas nuevas y sorpresas.

Aventura compartida…¿qué es eso? Esa es la frase con la que describiría el matrimonio, si me preguntaran.

Matrimonio. Algunos escuchan esta palabra, y se asustan, porque le tienen fobia al compromiso. Otros no desean hablar sobre eso, pues tuvieron una mala experiencia. Unos sonríen porque actualmente se encuentran en esta aventura, y están contentos. Hay diferentes escenarios, pero hoy hablaremos del concepto como tal.

A mí me inspira para escribir todo; puede ser algo que escucho o veo, una experiencia de otra persona o propia. Esta entrada surgió por un comentario de alguien que conozco. El dijo que cuando se case, como ha “corrido” tanto, estará quieto, y no le interesará estar “brincando”. Esto lo he oído muchas veces, pero esta vez tiene algo peculiar, porque encontré una similitud. ¿Pueden imaginar cuál es? La religión. Tranquilos, que ese es un tema delicado, y no lo tocaré aquí. Pero, ¿saben cuando algunas personas, después que hacen y deshacen, se refugian en la religión y se escudan en esta? Pues así es la filosofía de este grupo de personas. Si cometiste errores o tuviste muchas parejas, esa fue tu decisión, y nadie tiene derecho a juzgarte por eso. Pero, no pretendas que el matrimonio sea una cura milagrosa.

Luego, esta persona me preguntó sobre mi experiencia en el matrimonio. Yo me casé joven, pero (como le contesté) no me arrepiento ni siento que me perdí de nada. Algunas de las cosas que hice fue terminar la universidad y tener varias experiencias de empleo. Además, fui la coordinadora de las reuniones del grupo de amistades, en las que nos divertimos mucho celebrando los cumpleaños, “jangueando”, haciendo turismo interno, etc. Mi esposo y yo tuvimos la maravillosa experiencia de ser un equipo de Fotógrafo y Reportera, respectivamente, y cubrir eventos tales como conciertos, desfiles de moda y concursos de belleza.

Yo seguí viviendo. El matrimonio no significa muerte; al contrario, es el comienzo de una aventura compartida. Como dice Sie7e, ese cantante que tanto admiro, que su esposa es su “cómplice en la vida”. Ojalá todos pensaran así, pues algunos ven a su pareja como su rival o hasta su enemigo. Tu esposo/a debe ser tu complemento, alguien que te permita crecer y ser tú mismo/a; no alguien que te domine o te haga daño emocional o físico.

Este es un gran paso, que como un hijo pero no tanto, cambia tu vida. No debe darse por las razones equivocadas, como un embarazo o salir de tu casa. Un consejo que siempre le doy a mis sobrinos es: “para todo hay tiempo en esta vida”. Yo me casé porque quise; nada ni nadie me obligó. Esperamos para tener a los pollos (nuestros hijos), y tuvimos tiempo para conocernos, adaptarnos y entendernos.

Uno tampoco debe casarse porque piensa que eso va a hacer cambiar a la pareja o para solucionar un problema. Las personas son como son; pueden modificar algunas cosas, siempre y cuando estén dispuestas a hacerlo, pero no convertirse en quienes no son porque sus parejas quieran.

Además, uno no puede ir con falsas expectativas, de que todo va a ser color de rosa, como un cuento de hadas. Esa no es la realidad. El matrimonio, sobretodo al principio, es difícil; requiere atención y cuidado, y no puede sobrevivir sin comunicación, confianza y respeto.

Sí, acepto que el matrimonio, al igual que los hijos, no es para todo el mundo. Nadie tiene derecho a juzgar a nadie. Cada quien escoge su camino y cómo y con quién quiere caminarlo.

Comparto el video de la canción “From this moment on” de Shania Twain. Esta canción es hermosa, y ha sido tan solicitada para las bodas, que ha logrado convertirse en un himno para las mismas.

Como siempre, aclaro que no soy una experta en este asunto, ni pretendo serlo. Tampoco con esto quiero decir que mi matrimonio es perfecto, porque ninguno lo es. Recuerden que este es un foro, donde yo empiezo expresándome, y los invito a compartir su opinión; aprovechen la oportunidad.

Esta entrada es dedicada a los que todavía creemos en el matrimonio; en especial, al que comparte esta aventura conmigo. Gracias por todo, mi amor. TE AMO mucho, y quiero seguir caminando contigo siempre.

Hasta la próxima.