Sigue mis aventuras!/Follow my adventures!

miércoles, 4 de junio de 2014

La Razón


Buenas noches, aventureros. Espero que estén bien, y pasando un verano divertido. Esta semana empezaron los campamentos; el pollo mayor estaba levantado desde las 3:00 a.m. el primer día. ¿En serio? Sí.

La razón…¿quién la tiene; quién la pierde? Bueno, es otro tipo de razón.

Un día prendí el radio, y estaban dando una canción viejita, que es una de mis favoritas, y sobre la que había estado pensando escribir. Creo en las causalidades, y esta fue una de ellas…

La canción es “The Reason” (“La Razón”) del grupo Hoobastank. Esta trata sobre un muchacho que, aunque tarde, descubre quién es su razón para cambiar lo que hizo mal. El lamenta haberle hecho daño a ella, y aunque ya no lo puede reparar, desea expresarle lo que siente.

¿Te has detenido a pensar quién es tu razón y por qué? Aunque la hayas perdido, ¿te hizo ser una mejor persona? Hay personas que cambian nuestra vida, que nos inspiran, que nos motivan. A veces es quien menos esperas. A veces alguien sólo pasa por tu vida para enseñarte algo. No me refiero sólo a una pareja; puede ser un amigo, un conocido, un profesor, etc. Sí, tenemos personas que son nuestras razones para seguir adelante, como nuestra familia. Pero, me refiero a personas que te logran influir de tal manera que cambias tus teoremas. Estas te hacen ver perspectivas diferentes; te hacen crecer como persona. Ya sabes de lo que te estoy hablando, ¿verdad? Porque pensaste en él/ella/ellos cuando leíste esto.

Esta persona no tiene que ser perfecta, porque nadie lo es. Pero, sus virtudes sobrepasan sus defectos, o tú tomas lo mejor de ella. Puede que te haya inspirado a tomar clases de algo, o fue tu profesor, y te motivó a aprender. Quizás te animó a hacer algo que no te atrevías; a lo mejor, imitas algo bueno que hace, y hasta le consultas sobre eso.

Y tú, ¿has sido la razón de alguien? Lo más probable, sí. Hay personas que necesitan algo tan sencillo como una sonrisa o una palabra de aliento para salir a flote de una situación. Influir a otras personas es un poder, y (como le dijo el Tío Ben a Peter en “Spiderman”) un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Utiliza bien el tuyo, y tendrás la satisfacción de tocar y mejorar la vida de alguien.

¿Sabes quién es tu razón, y por qué? Si tienes contacto con ella, dale las gracias por lo que hizo por ti. Si no, envíale lo mejor de ti, que de alguna manera lo recibirá.

Comparto el video de la canción. Al principio, puede que lo veas y pienses que se trata sobre una cosa; yo lo interpreto como una reflexión del muchacho sobre lo que pasó, y su deseo de poder arreglar las cosas. 

Gracias por escuchar. Un abrazo con arena. :-p


No hay comentarios:

Publicar un comentario