Sigue mis aventuras!/Follow my adventures!

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Volverás a sonreír



Buenas noches, aventureros.

A mí me encanta ayudar a los demás; es algo que disfruto y que me llena mucho. Me gusta escuchar a las personas; siempre trato de tener la mayor empatía posible, y de animarlas a seguir adelante.

He tenido la oportunidad de ayudar a amigos que pasaron por el difícil proceso de la separación de su pareja. Con ellos en mente, escribí un poema, para brindarles algo de esperanza y una sonrisa; lo comparto con ustedes, para el que esté pasando por esta u otra situación parecida.

Volverás a sonreír

Cuando sientas que ya
no puedes más,
¡no te rindas ni pa’l
cará’!

Conmigo podrás contar,
pues no te voy a fallar.
Yo no salgo corriendo
en los momentos.

Malos.
Eso no me asusta,
ni me deja muda.
Yo te acompaño.

Te sigo animando,
pues sé
que aunque sientas que te
estás ahogando.

Vas a salir
a flote.
Volverás a sonreír,
y pintarás con nuevos colores.

Tu vida.
Verás otro horizonte.
Encontrarás el norte
cuando menos lo imaginas.

No te lo digo por decir.
No te puedes rendir.
Tienes que seguir.

Adelante,
aunque el dolor
sea constante.
Yo.


por lo que estás pasando,
pues yo también
pasé un trago amargo.

Quisiera
ayudarte,
y que no fuera
tan grande.

Tu herida,
pero eso no está en mis manos.
Grita,
y te daré la mano.

En todo
lo que pueda.
Busca el modo,
pero no cedas.

Y permitas
que esto te detenga,
ni robe tu sonrisa
ni tu fuerza.

Saca
todas tus cartas,
y juega
y pelea.

Porque tú cuentas;
eres importante.
Este es el momento
para comenzar de nuevo.

Para dedicarte a ti.
Volverás a sonreír;
ya verás que sí.

No te miento
ni te engaño,
ni voy pintando
como que no será un reto.

Sí, será
complejo,
y parecerá
eterno.

Pero, ya vas a ver
que todo puede suceder.
La vida da muchas vueltas;
es una rueda.

Hoy estás abajo,
pero mañana quién sabe,
y estés en lo alto
viendo todo el paisaje.

Volverás a sonreír.
Confía en mí,
y sigue ahí.
---o---
Jacqueline Sánchez Ruiz
©® Derechos Reservados 2011

Comparto también el video de la canción “Un millón de cicatrices” de El Canto del Loco; siempre la recomiendo en una situación como esta. Si estás empezando a pasar por esto, quizás todavía no la entiendas. Te aseguro que, cuando salgas a flote, va a ser tu himno. De verdad que las cicatrices nos enseñan, y nos hacen más fuertes. Escúchala.

Como siempre digo, no soy una experta; para eso están los profesionales, que nos brindan herramientas para poder manejar las situaciones.

Esta entrada es dedicada a aquel o aquella que está pasando por una situación que le roba la sonrisa. No te rindas, y sigue adelante siempre. Ya verás que volverás a sonreír.

Hasta pronto.

1 comentario: