Sigue mis aventuras!/Follow my adventures!

martes, 22 de noviembre de 2011

Hermanos


¡Saludos, aventureros!

En esta ocasión me inspiré luego de ver la película “Conviction”. Es basada en una historia verídica, y relata la historia de dos hermanos; el muchacho es arrestado injustamente, y su hermana estudia Leyes y se convierte en abogada para sacarlo de la cárcel. Wow! ¿Harías algo así?`

¿Tienes hermanos; cuántos? ¿Se llevan bien; todavía comparten? ¿Cuál es tu historia? Te cuento la mía.

Yo tengo cuatro hermanos. Dos son de parte de madre, y dos de parte de padre, pero para mí no son medios hermanos; son mis hermanos, y punto. Soy la única hija de mis padres, y nací cuando mis hermanos ya eran adultos. Sólo me crié con uno de ellos, que vivía con mis padres y conmigo. Hay dos que viven en Estados Unidos; el otro vive aquí en la isla. A todos los quiero igual; aunque tuve la oportunidad de compartir más sólo con uno. Lo curioso y nítido es que dos son mexicanos (los de parte de madre, obviamente), y dos son boricuas (los de padre). Trato de mantenerme en contacto con ellos lo más posible, pues todos tenemos nuestras vidas ajetreadas. Me encantaría que pudiéramos compartir los cinco algún día.

Entre los pollos (mis hijos) hay seis años de diferencia; puede parecer mucho, pero esto no les afecta. Ellos son muy diferentes; mientras el mayor siempre fue tranquilo, el menor es un huracán. A pesar de eso, ambos se buscan todo el tiempo, juegan, y también (como todos los hermanos) pelean, pero no pueden estar el uno sin el otro. Espero que siempre se mantengan en contacto, aunque uno esté en Puerto Rico y el otro en el otro extremo del planeta. Comparto aquí una de mis fotos favoritas de ellos; no necesito describirla, pues habla por sí sola.

Si tienes un(a) hermano(a) y tienes alguna diferencia con él (ella), trata de resolverla hoy. Olvida el orgullo, y da el primer paso. "La vida es demasiado corta para perder el tiempo odiando a alguien", dijo Regina Brett, y menos a la sangre de tu sangre. Si no tienes problemas con él (ella) y simplemente has perdido contacto, llámalo(a) hoy y dile lo mucho que lo(a) quieres, y hasta recuerden esas anécdotas de su infancia juntos.

Esta entrada es dedicada a mis hermanos. Humberto, Ray, Tato y Andy: los quiero mucho, y nunca los olvido. Gracias por lo que cada uno de ustedes ha aportado a mi vida.

¡Feliz Día de Acción de Gracias, aventureros! Demos gracias a Dios por lo que tenemos y por lo que no, porque El sabe lo que nos conviene. Hasta luego.

3 comentarios:

  1. Gracias por recordarme a mis hermanos, si que los extraño. Excelente post

    ResponderEliminar
  2. Lindo tu post. Yo amo a mi hermano y mis 2 hermanas y gracias a Dios nos llevamos super chevere, ellos son mi tesoro!

    Gracias Jac!

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias por sus comentarios, chicas! Sí, los hermanos son muy importantes, y debemos valorarlos. Gracias por el apoyo. Este es mi granito de arena para el mundo. Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar