Sigue mis aventuras!/Follow my adventures!

miércoles, 7 de marzo de 2012

La rosa mutilada



Buenas noches, aventureros.

Esta vez me inspiré con una película de Tyler Perry, ese genio de las obras y las películas, que escribe y compone, actúa, produce y dirige. Esta es una de las más recientes, y se llama “For colored girls”. Se trata sobre la historia de varias mujeres, y es una adaptación que el Sr. Perry hizo de una obra. Se las recomiendo, pero les advierto que no es un “chick flick” (película “fresita”); es fuerte, motivadora y extraordinaria, como todo lo que hace el Sr. Perry.

Voy a concentrarme en hablar sobre una de las historias que se cuenta en la película. Esta es de una muchacha que conoce a este muchacho, y por darse una oportunidad en el amor, le permite entrar a su vida, sin sospechar la terrible consecuencia. Mi esposo me comentó desde que presentaron al personaje del muchacho que le parecía raro, pues era muy insistente, y que ella debía tener cuidado. Yo, aunque llegué a dudar, le dije que no creía que pasara nada; luego, me dí cuenta que estaba muy equivocada. Hay pequeños, pero grandes detalles que pudieron notarse antes: él la conoció en el tren, y rápido se ofreció a acompañarla caminando hasta su trabajo, insistiéndole en que salieran. Luego, cuando fueron a cenar a un restaurante y él la acompañó a su apartamento, rápido le preguntó si podía subir. Hmm… Cuando ella no aceptó, él le propuso que la próxima cita fuera ahí en su casa, para que ella le cocinara. ¿Por qué la insistencia? Entonces, ella fue tan ingenua, que aceptó invitar a un completo desconocido a su casa para cocinarle. ¿Qué? Ni se imaginó que el tipo tenía otras intenciones, hasta que se vio sola e indefensa, y él la violó en su propia casa. No puedo ni quiero imaginar el dolor, humillación, asco e impotencia que sintió ella.

Mujeres, por favor, ¡cuídense! No las juzgo, pero deben saber que al irse con cualquier hombre se arriesgan a cualquier cosa. Es mejor esperar a tener a alguien que valga la pena. Un violador o abusador no necesariamente tiene que ser un extraño que te encuentras en un callejón; puede ser ese muchacho que acabas de conocer, al que no te tomas el tiempo de conocer realmente. Ten malicia, y toma precauciones; no te expongas a tener una experiencia que puede cambiar o hasta terminar tu vida. Con esto, no pretendo insinuar que las mujeres se buscan que esto les pase, como algunos son capaces de decir.

Por más sexy que se vista una mujer, eso no quiere decir que cualquiera puede venir a tocarla. No somos un canto de carne ni sólo sexo; somos mucho más que eso. Pero, nosotras mismas tenemos que darnos a respetar. Sabemos que está bien y mal, y debemos tomar buenas decisiones, pensando en las consecuencias. Tenemos derecho a amar y a ser amadas, valoradas y cuidadas como flores.

Comparto un verso que escribí para esta ocasión:

Ninguna mujer desea
ser maltratada;
ninguna rosa sueña
con ser mutilada.
---o---
Jacqueline Sánchez Ruiz
©® Derechos Reservados 2011

Esta entrada es dedicada a las víctimas de este crimen. No están solas; busquen ayuda, y sigan adelante.

Aquí comparto unos enlaces, para más información, y para que rieguen la voz:

Centro Ayuda a Víctimas de Violación del Departamento de Salud

http://www.salud.gov.pr/Programas/VictimasDeViolacionCAVV/Pages/default.aspx

Portal Víctimas de Maltrato Abuso y Hostigamiento Sexual

http://victimasportal.org/Paises/PuertoRico.html

Cuídense. Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario